sábado, 18 de mayo de 2013

reloj



Soñé con versos gráciles, casi impalpables diurnamente. Recuerdo que en el proceso, mis manos  temblaban… también reciclaban palabras ajenas, lejos de mis siestas y de encontrarte. Y desperté así, envidiando al día que raptó mis letras, tu melodía  y el modo en el que me reinventabas la rutina.

6 comentarios:

SIL dijo...

Sublime sueño.



Besos, Luci.



SIL

Ladrón de Guevara dijo...

Lo he leído tres veces, cada vez más lento, y he de decir que es un poema de una belleza descomunal.

Mil gracias.

Cuídate.

Lucina dijo...

SIL
gracias niña, siempre fiel a las letras ud.
abrazo grande!

LADRON DE GUEVARA
siempre tan dulce, gracias a vos! por tu complicidad :)
Abrazo grande!

Daniel dijo...

Que lindo es tu decir...
En verdad bonito.

Te envío mi abrazo.
Dani..

Manuel dijo...

Añoranza...

jupiter24 dijo...

Soñar a veces es bueno, otras no¡¡

Un saludo.

desde el espacio