martes, 19 de febrero de 2013

sin casualidad


El ecuánime dolor columpia
gotas de lluvia por el cristal
el prisma de tus días se me tuercen grises,
y extraño cada segundo-noche al costado de tu hostal  
cada pura letra  sin metros ni intereses…
esa promesa silente en el sofá,
Tenga a bien  cada lágrima, refugio  de versos en series
que a sus buenos vientos arribarán
tómelas,  son suyas
todas… sin casualidad

7 comentarios:

Ladrón de Guevara dijo...

No es casualidad que el dolor venga con las ausencias, ni que la marcha traiga lágrimas para dejar que fluyan todos los recuerdos antes de que los guardemos y comencemos a andar de nuevo.

Bellos versos, Lucina.

Cuídate.

Lucina dijo...

LADRON DE GUEVARA
andar de nuevo, de eso se trata compañero, aún con los bolsillos llenos de mar.

Un beso

SIL dijo...

No se puede dejar de andar, aún caminando entre las propias lágrimas, Luci.


Te mando un abrazo grande


SIL

JOAN dijo...

Soy de los que cree que nada es por casualidad... Precioso poema, cuenta una historia que transmite el dolor del amor verdadero!

Un abrazo fuerte desde Barcelona :)

Manuel dijo...

Ausencia...

Daniel dijo...

En verdad muy bonito...

Te envío mi abrazo.
Dani..

David C. dijo...

Bonito Lucina.

desde el espacio