sábado, 21 de abril de 2012

noche

La distancia que existe
entre el aluvión de tus plegarias
y las mías,
es directamente proporcional
al calendario azteca.
Cielo oscuro,
perpetuo
hambriento de historias.
Tú bajo todas las estellas
y los dioses posibles.
Aún así crees.
Crees en el resplandor que deja
un poeta de alma chilena,
estela austral que sacude tus sienes.
Crees en vecinos galeones
y piensas en historias de remansos.
Ves desde la orilla
alguna jauría quemando sus ladridos imperfectos,
vencedores de presagios y despedidas.
Como un exiliado de tus propias costumbres,
recitas y crees
y creas cientos de líneas dactilares que atan en diademas
mi piel de serpentina.

11 comentarios:

SIL dijo...

Luci, tengo una duda que la poetisa no debe despejarme, para que sea más hermoso todavía el texto.


Así que le agradezco que no lo haga.


La duda del onceavo verso es directamente proporcional a la belleza que me suscitaron los seis primeros versos.


Besos mil


SIL

Roxana dijo...

La poesía que habita en vos brilla como una estrella cuando la compartes.Gracias por el talento de las palabras bien dichas para cada sentir.
Un beso en la distancia yo también.

Ladrón de Guevara dijo...

Me dejó un cierto aire de nostalgia y días grises, como sólo me ocurre con los buenos poemas.

Cuídate.

JOAN dijo...

Leerte siempre es un placer, y más después de cierto tiempo.

El poema es muy bello, quizá tanto como la noche en que fue concebido?

Un besote desde Barcelona!

Lucina dijo...

SIL
:) La duda es uno de los beneficios que debemos darnos algunas veces.
Gracias, siempre dulce Sil, por caminar por estos versos.
Un abrazo enorme
-------------------------------------
ROXANA
Gracias mi querida Roxi..
Un abrazo!!
-----------------------------------
LADRON DE GUEVARA
Por esto lados, los días grises nos hacen compañía (y otra vez las manos frías)
Gracias Ladrón.
Un beso
-----------------------------------
JOAN
El placer es mío, noche de horas sin tiempo, y dulce desvelo :)
Un beso!! y vuelve cuando gustes

Gabiprog dijo...

La noche deja de ser oscura cuando los versos brotan con la luna.
Sonrisa y lágrima juguetean en las mareas del sentimiento.
Yo navego si tu eres la vigia.

Un abrazo.

Manuel dijo...

La noche encierra muchos secretos...

Lucina dijo...

GABIPROG
Vaya dulzura...
navegue usted tranquilo, que desde esta orilla encontrará un faro para que no se pierda :)
Un beso
-------------------------------------
MANUEL
Ya lo creo... y muchas veces los mas intensos.
Un beso

Roberto dijo...

la noche perfecta...la noche de las palabras y la belleza...
la oscuridad es menos oscuridad cuanto te leo...

un beso

Lucina dijo...

vaya...
y yo que me envuelvo en la belleza carmesí de tus letras.

Un beso

Anibal dijo...

Bello poema. La figura de aquella jauría me pareció imponente, será por que de noche hay mucho en mi poesía, como este poema.
Compartamos pintura y poemas. Visita mi página.
Gracias por las letras.

www.poetrizado.blogspot.com

Saludos desde Chile.

desde el espacio