jueves, 6 de noviembre de 2008

nOcHe

Hoy el cielo esconde un
secreto,
perfume de flores
invade un momento,
estrella
fugaz
dueña
de deseos
invita a la noche
a dar un paseo,
testigos
y amantes
juran
eternidad
en esta playa serena,
bajo esta luz de
coral.

10 comentarios:

María de Jesús dijo...

que hermosura tu poesía Lu, me hizo recordar hermosos momentos en noches de playa, bajo un cielo estrellado...perdón por la tardanza, pero aquí estoy de nuevo!

Ladrón de Guevara dijo...

Muy bonito el poema. Me ha gustado la forma de estructurarlo y de presentarlo.

Un saludo.

Sole dijo...

Hermoso como siempre,no mucho mas por acotar

Besos

Dejate llevar dijo...

Me gusta el poema:)! muy chulo!

Alatriste dijo...

Me gustó la musicalidad de este poema y la referencia a esa estrellas fugaz, con la que todos soñamos. Describes momentos especiales, con una gran dulzura, con una enorme sensibilidad.
Que jamés te falten bancos de corales, ni olas en el amar a modo de caricias.
Un beso enorme, amiga.

Maria del Sur dijo...

Los amantes, el deseo, la noche...cual invita a cual...
o son terriblemente complices...
canallas...noches canallas, amores canallas, deseos canallas...

un abrazo, gracias por tus constantes abrazos

Sara dijo...

Ojala esa luz de coral les acompañe siempre,

Un abrazo, y gracias por la visita,

Alatriste dijo...

En tu blog siempre es de día, al menos para mí, así que espero poder leerte pronto.
Celebro que te haya gustado la historia. Le faltan todavía dos partes más, así que ya me contarás.
Gracias por tu complicidad y por estar ahí. Un beso muy grande.

Manu González dijo...

Es la primera vez que leo este blog y este poema me encantó... felicidades de corazón... permíteme enlazarte al mío y haz tu lo propio si quieres, será un placer recibirte en mi humilde rincón... un saludo!

MARIO ALONSO dijo...

Precioso poema. Transporta a otros momentos, otros lugares, otros tiempos... cuando jurar eternidades parecía realista, cuando la serenidad era un estado habitual, cuando las estrellas fugaces pasaban cada cinco minutos...

desde el espacio