miércoles, 15 de octubre de 2008

El Amenazado

A pesar de no ser una gran lectora de este autor, este texto me ha conmovido mucho.
Espero que te guste tanto como a mí..

Es el amor. Tendré que cultarme o que huir.

Crecen los muros de su cárcel, como en un sueño atroz.

La hermosa máscara ha cambiado, pero como siempre es la única.

¿De qué me servirán mis talismanes: el ejercicio de las letras,

la vaga erudición, el aprendizaje de las palabras que usó el áspero Norte para

cantar sus mares y sus espadas, la serena amistad, las galerías de la biblioteca,

las cosas comunes, los hábitos, el joven amor de mi madre,

la sombra militar de mis muertos,

la noche intemporal, el sabor del sueño?

Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo.

Ya el cántaro se quiebra sobre la fuente,

ya el hombre se levanta a la voz del ave,

ya se han oscurecido los que miran por las ventanas,

pero la sombra no ha traído la paz.

Es, ya lo sé, el amor: la ansiedad y el alivio de oír tu voz,

la espera y la memoria,

el horror de vivir en lo sucesivo.

Es el amor con sus mitologías, con sus pequeñas magias inútiles.

Hay una esquina por la que no me atrevo a pasar.

Ya los ejércitos me cercan, las hordas.

(Esta habitación es irreal; ella no la ha visto.)

El nombre de una mujer me delata.

Me duele una mujer en todo el cuerpo.

Jorge Luis Borges



9 comentarios:

Sole dijo...

Hermoso, me encanta Borges!!

besos

El Club de los parados dijo...

hola niña,
vine a pasar momentos entre tus palabras...
Una sonrisa

Sara dijo...

Yo tampoco suelo leerle, pero comparto algo con él: a mí también me duele un hombre en todo el cuerpo.

Ladrón de Guevara dijo...

Hermosas palabras...

Un saludo.

Daniel dijo...

Al leer cosas así me arrepiento de ser tan mal lector y no dedicar tiempo a deleitarme con novelas y cuentos geniales...

Saludos!.

María de Jesús dijo...

perdón por tardar tanto en visitarte Lucina, amiga, es que vengo complicada de tiempo y ánimo, pero aquí estoy nuevamente, feliz de poder
escribirte y leer estas hermosas palabras de Borges...yo tampoco suelo leerlo, pero tiene cosas maravillosas...me conmoviste el alma..."Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo"...qué hermosura!

El Club de los Parados dijo...

Entre por aqui sin hacer ruido jejeje y no quise marcharme sin dejarte una sonrisa
Nos leemos

Alatriste dijo...

Muy bueno el texto. Pero yo prefiero los tuyos. Así que espero leerte pronto y sobre todo, seguir viendo por mucho tiempo tu preciosa sonrisa.
Un beso muy fuerte y tú no estés amenazada por nada ni por nadie.
Cuídate.

DEIVID dijo...

Gracias por pasar te seguiré la pista...

Un beso enorme...

desde el espacio